• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

Carolina Bustos Beltrán

 

   Poema enviado por Carolina Bustos Beltrán, quien nació en Bogotá en 1979 y reside en París, con motivo del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

 

   Hileras

                  A Lucía una pibita argentina

 

¿De qué te extrañas, por qué te escandalizas?

Ella tenía condones en su bolso

               -Buscona a todos se lo da.

 

Te sacudes y crispas, le das la espalda.

“Esa” no se parece a mí, la juzgas le pones título, le cambias el nombre.

Ella,  “esa” ES otra como tú,  la tachas de imprudente.

 

               -Normal que le haya pasado.

               Andaba sola, dando vueltas por la calle

               salía a la hora que le daba la gana.

 

¿Qué es lo malo de ella (s)?

Acaso

¿El tamaño de sus tetas?

Si es para amamantar a escondidas eres noble y buena

pero si  te las sacas por el escote eres una perra provocadora.

 

               -Dígame ¿cómo estaba vestida?

               Rojo, azul, verde,

               falda, largor, profundidad y forma.

               ¿Zapatos altos?

 

Vestido de manchas de sangre, vestido de círculos celestes que no verán un eclipse

pibita de Mar del Plata: Lucía,

muchachita de barrio pobre: Rosa,

jovencitas de mochileras: Marina y María José,

minita de alameda: Macarena,

negrita de río: Fermina,

peladita de comuna: Daina,

mulatita de asfalto: Yamile,

fresilla de Ferrari: Laura

guarrilla del curro: Serena

mãe de favela: XXX 49 puñaladas

mujeres, miles de mujeres de Juárez & del mundo entero:

                putas, guarichas, golfas, perras, zorras, guarras, rameras, , gamberras, furcias,

                sucias, bagasas,  turras, trolas, zurronas, barraganas, fulanas, cualquieras

 

                        Te recuerdo:  Tenemos nombre.

Mujer sexo abierto, vitrina de centro comercial, artificio de exhibición

Festín de carnes tiernas para devorar

Pieles tiernas para lamer

Hundir tu virilidad; gastar; romper; descascarar luego desechar.

 

 

Cómo me mataras mañana, después de vomitar mi cuerpo

Llenarlo de drogas, intoxicarlo

y hacerme pasar por una imbécil sin amor propio.

                                              

               -Normal que le haya pasado.

               La pobre era una fácil, le gustaba  ir de bar en bar y dárselo a

               todos. Mírale el aspecto, con piercing y rastas.

 

 

Redimir   :    N u n c a                                                        Reclamo  :     Vida

 

 

Tu cuerpo es tu arma

Tus manos estrangulan

Tu sexo rompe

Somos una hilera de mujeres rotas o siluetas diseminadas a tijerazos.

Y con esa misma vara

te paseas libre

sin temor

llevas el gravamen tatuado

pasas un nailon afilado

cercenas gargantas

acuchillas piernas

trituras huesos

golpeas e insultas

pateas corazones

humillas

rebajas

minimizas

matas

desapareces

matas

exterminas

 

matas

matas

matas

 

matas y parece normal.

 

Redimir : N i n g u n a necesita vuestra redención .              

               Exijo  :     S O M O S        L I B R E S

               N O S   Q U E R E M O S  V I V A S

 

Versos Infames 2016

Carrières-sur- Seine, Francia 19-10-16

 

*El poema está dedicado a Lucía Pérez, de 16 años, quien en octubre de 2016 fue drogada, violada y torturada reiteradamente, hasta causarle la muerte, en Mar del Plata, la ciudad balnearia argentina ubicada 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

 

 

 

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.