• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Elena Garro

   Nació en Puebla, en 1916, y murió en Ciudad de México, en 1998. Conocida principalmente como novelista, a fines de 2016 se publicó su poesía completa, con el título “Cristales de tiempo”.

  

   En la memoria

 

En la memoria

hay rastros de serpientes

jeroglíficos trazados en jardines

palabras secretas en la arena

gue dejas de caminos que se encuentran

el porvenir escrito en signos

y en el centro del laberinto tu nombre.

 

En la memoria

hay ventanas abiertas al perfil de la luna

países minerales

ramas de pájaros

estrellas pegadas a los vidrios

ardientes soles

cayendo en la boca del infierno

oscuros visitantes

embozados en azufrosas capas

el círculo de una falda roja

y tus diez dedos inventando la tarde.

 

En la memoria

hay rejas y un brazo de mar

azul y solitario

abriéndolas, cerrándolas

en un ir y venir de espumas.

Un río que corre entre los muebles

árboles adentro de una biblioteca

unas palabras que navegan

sobre las mesas de un café

un puente abierto a los amantes

y un caracol acumulando cantos en la playa.

 

En la memoria

avanzas alta marea en llamas

y retrocedes sobre la arena quemada por tu paso.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.