• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Claudia Berrueto

 

   Nació en Saltillo, Coahuila, México, en 1978. A fines de 2016 ganó el premio de poesía Carlos Pellicer, en su país, con el libro “Sesgo”, que había sido publicado el año precedente por Ediciones Sin Nombre, de Saltillo.

 

no soporto las flores que llevan el grito de la muerte

para posarse orondas sobre la madera de los ataúdes

por eso huyo a la nitidez que me brinda el paraíso de desear

y me introduzco veloz

en los desmayados blasones de las vidas que comienzan

en la memoria de las cicatrices que se despiden desde su barco de centella

en el despliegue de consuelo que me brindas con tu paso

cuando vienes a latir a mi lado

para prolongarme el camino

 

(Poema publicado por el espacio Poemas por Ciudad Juárez.

http://poemasporciudadjuarez.blogspot.com.ar/2012/09/claudia-berrueto-saltillo-coahuila.html)

 

   Instrucción

 

con actos nuevos

-dijiste-

ámame desde el fondo del laberinto.

 

y decidí no amar como hacen todos;

seguir tu instrucción.

 

entonces corté los hilos

y te dí todas las dificultades para habitarme:

fuiste el más extraviado de mis caminos,

supe amarte

transformándote en el indigente

que a veces pasea iracundo,

bajo la lluvia,

en la ciudad de mi negación.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.