• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

Begoña Ugalde

 

   Nació en Santiago de Chile, en 1984. Es una de las poetas incluidas en “Transfronterizas. 38 poetas latinoamericanas”, obra presentada en la Feria del Libro de Guadalajara en noviembre de 2016. En esa ocasión, los editores recomendaron la lectura de sus poemas.

 

    Escombros

 

Las palabras se comen la noche

Las palabras se comen

la noche como un espiral

Aviones atraviesan la ciudad callada

callados

Perros rompen bolsas de basura

ladran a ratos a las sombras

mientras todos duermen

y en realidad no todos duermen.

Las palabras nos comen

Caminas

sobre los escombros que nos obsesionan

Queda un grito

basura desaparramada sobre el pasto húmedo

cuentas de luz y agua desasiéndose en la vereda

la noche cruzada por aviones que no abordamos

 

 

   Sendero luminoso

 

   5

 

En la oscuridad de la pieza

con hilos blancos, azules y lentejuelas

hicimos el trazado de lo que no seremos

el uno en el otro.

Yo bordé un corazón rojo sobre tu pecho

y el pedazo de montaña

donde me gustaría deshacerte.

Tú amarraste a mi muñeca

algunas hebras rotas

y un botón dorado para reconocernos

luego del temblor.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.