• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

Felipe García Quintero (II)

 

   Nació en Popayán, Colombia, en 1973. “Mirar el aire” es el primer libro que se publica en Argentina de este poeta. Lo presenta el suri porfiado ediciones a mediados de agosto en Buenos Aires. El libro trae un prólogo de Piedad Bonnett.

 

   Porque duda la luz

 

¿Es la memoria una costumbre de la voz,

a solas, de habitar las cosas?

 

Y en su dictado de sílabas sordas

-de cada gesto huésped mutable-

el perro olfatea su sombra.

 

 

   Esfuerzos del camino por yacer en la piedra

 

Hilos visibles de un color ausente.

 

Así tu voz,

infancia mía,

en la esfera del nudo ruedas

y cruzas la calle que persigo.

 

En ese punto la mirada, atenta, escucha.

 

 

   El fondo, el aire

 

Infinito es el pensamiento vacío.

Oscuridad la ausencia.

 

La sombra,

espejo de un revés que mira su ver.

 

En cuanto digo, en cuanto callo,

el pavor de ser dos.

 

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.