• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

8 de Marzo: Orietta Lozano (Colombia)

    Nació en Cali, en 1956. Con “El vampiro esperado” obtuvo en 1986 el Premio Nacional de Poesía. También ganó el concurso Mejor poema erótico colombiano, organizado por la Casa Silva. Su nombre se destaca entre las autoras de su país que abordan el erotismo. Es también novelista. La publicación se debe a la convocatoria de La Poesía Alcanza a sus lectores, a través de internet, para que propusieran autoras con motivo del Día Internacional de la Mujer. Lozano fue propuesta en Twitter por @malennne

 

   Esta noche

 

Como duelen los vientos esta noche

cuando lejos los tambores de la guerra

se acarician tristemente y pedazos de cielo

se desprenden podridos, fatigados.

Esta noche en la habitación con aroma de durazno

los amantes susurran como soldados heridos

y recuerdan su primer beso como una suave bala.

En los vejados divanes, los abuelos de risa lánguida

sólo esperan la fría caricia de la muerte

y se entretienen, tejiendo, sus horas de recuerdos.

La noche avanza como un gran dios que hechiza en el

                                                                         miedo

más allá de los bosques y las sombrías trampas,

más allá del salvaje amor de la hembra humillada.

En esta noche de mirada de lobo

cómo duele el silencio que reposa como muchacha febril

detrás de los cristales de las casas.

 

 

   Intimidad

 

La noche vuelve secreta

a tantear mi cuerpo,

me penetra lenta y suave

me abro

como una flor nocturna.

 

 

   La amante

 

Soy la amante

que estrenas,

la nueva, la eterna,

la de muslos trigueños,

columnas seguras

que se abren perfectamente

para dar paso

a tu mar ancho y espeso.

Soy la de paralelas montañas,

erectas, duras,

por donde han caminado

pájaros heridos de amor.

 

Soy la amante nocturna,

la de noctámbulos besos,

( mis ojos, túneles profundos

donde se pierde la soledad).

 

Soy la de siempre, la eterna,

la que te arranca el hastío

de cada costado,

la que se tiende plácidamente,

la que se para,

la que te sorprende,

la que se quita las vestiduras

y se lava en tu río claro.

Soy la que te crucifica

con mis ojos, con mi lengua,

la que se pierde

en tu mirada lela,

la que infatigable

recorre tu cuerpo,

la que vibra con devoción

en tu silencioso mundo.

Soy ella, la eterna,

la antigua, la nueva,

la de siempre

la que se cierra

la que se abre

la de ambivalentes tardes.

Soy la que renace,

la que se abre

la que se cierra.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.