• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Ana María Rodas

 

   Nació en Ciudad de Guatemala, en 1937. Es una de las invitadas a la edición 2016 del Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua.

 

   La luna, siempre 

Redonda, hinchada de frotarse contra el cielo
rasga mi piel con su delgada luz 
Cae sobre mi pelo 
con la levedad de una sirena 
que no se hubiera dado cuenta 
que no posee piernas
Solivianta mi sangre 
me enciende de locura 
me regala una piel fosforescente 
y me convierte 
aceite hirviendo 
en fauna 
(cascos y cuernos y cabello desbocado 
bajo el lúbrico soplo de lo oscuro)

 

   Mujer que duerme

La mujer ve la luna cruzar por el rectángulo 
y abraza al perro antes de abrirse al sueño. 
Luna sobre la piel 
piel de sirena 
Sueños desportillados 
amaneceres blancos 
Se estira, lee lo que escriben sus amigos 
los ama tanto
los ama a todos
El penacho del volcán le avisa 
que hay viento norte 
A los cincuenta y tantos, dueña de una ventana 
de diez metros
de largo
su vientre está dormido 
Las sábanas son frescas 
La ciudad gime 
La mujer sueña

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.