• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Juan Carlos Mestre

 

   Nació en Villafranca de Bierzo, León, España, en 1957. Es uno de los poetas de su país invitado al Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua, en febrero de 2016. Es también artista visual.

 

   Poema del lejano

 

El que desterrado por la pobreza

vive sin corazón en lo lejano,

y a nada atiende como suyo

y es lóbrego y cansado bajo el cielo.

El que sale vencido de su casa

y lo arrastra la gente en su murmullo

y transcurre vacío por la calle

y se sienta delante de una máquina.

El doloroso de razón frente a la vida

que muere en la esperanza y no regresa.

A este que nadie ha despedido

y toma el tren un día hacia la aurora.

Nadie lo sabrá, su historia es triste

como un mar que nadie ha descubierto.

No ha querido mirar la primavera,

trabaja por volver, brotar un día

como el árbol florecido que en su huerto

daba sombra y destino a la mañana.

Pensaréis que el cielo habrá de perdonarlo,

pensaréis que el amor,

ciudad y pájaros y torres

sonará de nuevo campanas en sus ojos.

Pero él, que perdido en lo lejano

fue escombro de alameda, ha muerto.

No lo lloréis,

junto a aquel leño oscuro

brotaba un manantial honrado.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.