• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Luis Cardoza y Aragón (II)

 

   Nació en La Antigua, Guatemala, en 1904, y murió en Ciudad de México, en 1992. La décimosegunda edición del Festival de Poesía de Granada, Nicaragua, se realizará en su memoria, como expresión de impulso a la integración centroamericana.

 

   Nieve

 

Cuando una hormiga cae

ninguno se da cuenta.

 

Cuando yo estoy sufriendo hasta la médula

sólo yo lo averiguo.

 

Y se me antoja hoy-no sé por qué zodíaco-

que si sufro lo sepa todo el mundo.

 

Y que no es justo que padezca solo.

 

Y que alguna mujer debiera estar llorando

sobre mis metacarpios.

Al menos, ayudándome a llorar.

 

Me siento solidario con todo aquel que tiene

alguna torva pena, alguna neuralgia,

alguna madre agónica, alguna cárcel suya.

 

Y sólo pediría una brocha imponente

para llenar los muros de palabras soeces,

hasta que todos sepan

lo enfermamente triste

que un hombre puede estar de igual manera,

de igual simple manera

como cae una hormiga.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.