• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Juan Calzadilla (II)

 

      Nació en Altagracia de Orituco, Venezuela, en 1931.

 

   Poema de Año Nuevo

 

Tú que celebras, ¿has notado alguna diferencia

de ayer a hoy? ¿Por qué tanto alboroto?

Asómate, observa la calle y dime

si en este día de año nuevo todo no continúa igual.

Tu mirada y las cosas que ves permanecen

a la misma distancia que ayer, unidas por una línea recta

a través de la cual tus ojos dan por conocido

todo lo que encuentran en esa dirección.

El cielo sigue siendo de un austero azul neutral.

No hay nada nuevo en la forma en que

el sol lame la pared de enfrente. De eso mismo

se ocupaba ayer. ¿Y acaso ha adelantado en su tarea?

¿Qué te hace pensar

que flota en el ambiente un matiz especial

de cuya condición efímera se desprenda

un estado de ánimo más optimista y diferente

al de ayer? ¿Qué es eso de salir a dar gritos

por la calle? Esta mañana los acontecimientos

sin presentarse duermen a pierna suelta.

El azar mantiene en secreto su próximo paso.

Dependemos mucho más de él que de nosotros.

Voltea y observa en tu cuarto la pared

donde el almanaque cuelga en su sitio, sin moverse,

a la par del tiempo que con su ir y venir

hace que las cosas, inmóviles también,

se resistan a cambiar, cubriéndolas

con su manto polvoriento.

El espacio que habitas es el mismo.

Tú también.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.