• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Manuela Fingueret

 

   (Nació en Buenos Aires, Argentina. El poema se refiere a la marcha que todos los jueves, desde 1977, las Madres de Plaza de Mayo realizan en torno de la pirámide de la plaza homónima, epicentro político de la capital argentina, para reclamar por las personas secuestradas y desaparecidas durante la dictadura cívico-militar que asoló al país entre 1976 y 1983).

 

    Plaza de Mayo esquina Madres

 

Calesita sin sortija
de los jueves
pañuelo tatuado
Una vuelta, quiero, digo
y otra más
hasta amanecer
cachete en mano
redonda como la luna

Arrastran con pies y manos
rumbo fijo, NO
Una vuelta, quiero, digo,
una vuelta más
y otra más
creciente nunca
de sombras

Calesita sin sortija
menguante
el lado oscuro de la luna
Una vuelta quiero, digo,
una vuelta más
el pezón colgado
en cada nombre
derrama leche en la plaza
Mayo de Madres
pañuelo en el mástil
blanco de años
espera
dando vueltas y vueltas
Calesita sin sortija
llueva o truene
sin rumbo fijo
a las tres en punto
Quiero, digo
una vuelta más

Murmullo de nombres
Perder el rumbo, SI
Una vuelta, quiero, digo,
una vuelta más
La sortija en la calesita
menguante y creciente

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.