• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Constantino Cavafis

 

   Nació en 1863 en Alejandría, donde murió en 1933. Publicó, en vida, unos pocos textos en hojas artesanales, hasta que recién dos años después de su muerte sus amigos editaron alrededor de 150 textos. En España, la editorial Pre-Textos anunció en noviembre de 2015 la publicación de “Obra Completa”.

 

 

   Cuando puedas

 

Si no puedes hacer de tu vida lo que quieres,

trata al menos cuanto puedas

de esto: no la envilezcas

en el trato excesivo con el mundo,

con excesivos movimientos y palabras.

 

No la envilezcas llevándola

y trayéndola, exponiéndola a menudo

a la estupidez cotidiana

de las relaciones y las compañías,

hasta convertirla en una extraña carga.

 

 

   Vuelve

 

Vuelve siempre y tómame,

sensación amada, vuelve y tómame-

cuando despierta la memoria del cuerpo

y un viejo deseo para nuevamente por la sangre;

cuando los labios y la piel recuerdan

y las manos sienten que tocan otra vez.

 

Vuelve siempre y tómame en la noche,

cuando los labios y la piel recuerdan…

 

 

   Fui

 

No me até. Me liberé completamente y fui.

Hacia placeres mitad reales,

mitad producto de mi imaginación,

fui a través de la noche iluminada.

Y bebí vinos fuertes, como

los que beben los valientes de la voluptuosidad.

 

 

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.