• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Rafael Guillén

 

   Nació en Granada, España, el 27 de abril de 1933. Obtuvo el Premio Internacional Federico García Lorca 2014.

 

 

   Escultor

 

En mis manos tu barro, te moldeo

con ternura. Mi soplo y mi caricia

dieron ser a la curva que te inicia.

Si carne te pensé, viento te veo.

Vaciada ya tu forma, me recreo,

te atesoro. No culpes mi codicia.

Alta puse la mira: tu primicia

esculpida a cincel en mi deseo.

Yo, escultor, sólo pido por mi arte

el contemplar mi obra: contemplarte.

Pero tú ya eres tú, aunque eras mía,

y si una vez te arredra mi egoísmo,

puedes irte si quieres. Me es lo mismo.

Te crearé, de nuevo, cualquier día.

 

 

   Pronuncio amor

 

Vengo de no saber de dónde vengo

para decir amor, sencillamente.

Para pensar amor, sobre la frente

sostengo qué sé yo lo que sostengo.

Para no detener lo que detengo

siembro en surcos y versos mi simiente.

Para poder subir, contra corriente,

tengo sujeto aquí, no sé qué tengo.

 

Venir es un recuerdo, si se llega.

Pensar es una huida, si se toca.

Sembrar es una historia, si se siega.

Sólo acierta en amor quien se equivoca

y entrega mucho más de lo que entrega.   

Después, toda esperanza será poca.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.