• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Élida Manselli

 

   Nació en Buenos Aires, en 1941. El poema que sigue forma parte del libro “El hueco de un relámpago, antología poética”, preparada por su hijo, el poeta Lucio Madariaga, y que publica la editorial El Suri Porfiado, con presentación a fin de octubre en Buenos Aires. El poema está dedicado a quien fue su pareja, asimismo poeta, Francisco Madariaga. Élida Manselli murió en 2013.

 

 

   Vestido de vuelo

 

                        a Francisco Madariaga

 

Allá será verano ágil sombrero de rayos.

Será un viaje de incienso verde trenzado de profundidad.

 

Feliz con el tesoro de pan tibio, devorado por las mañanas

al filo de alguna tristeza,

te vestirás para siempre de Universo con el amor de labios,

feliz de saber, de comprender que has andado mejor los

   sueños

en ancas de un milagro de azul noche.

 

Alguien como tú ahuyenta el cielo

con puertas que se abren solas,

y violencias de sol sobre los ojos.

Alguien se viste de vuelo en su sangre

y tú ya no sonríes.

 

Aquí en las grandes ramas del silencio, sin fondo,

sin orillas, la tragedia apenas me ha vencido.

 

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.