• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Félix Grande

   Nació en Mérida, Badajoz, el 4 de febrero de 1937, y murió en Madrid, el 30 de enero de 2014. Este poema aparece en la antología “En legítima defensa, poetas en tiempos de crisis”, que comenzó a circular en marzo. Grande aportó estos versos ante la convocatoria de Bartleby Editores, a poetas de todo el país, para reunir textos que se refieren a la crisis económica que España padece a raíz de la aplicación de las políticas neoliberales, que causaron un aumento profundo de la pobreza y la desocupación, así como la pérdida de derechos laborales, y en los servicios de salud y educación.

 

   Ludópatas sin Fronteras
           (Fragmento)

 

La Troika, o Trinka, o Trancazo,
en Bruselas residente,
ha arrodillado a la gente
tras romperle el espinazo.
Tan descomunal sablazo
manda hacia la escupidera
a Atenas, a Grecia entera;
y en tanto Europa se fríe
¡mírala cómo se ríe
la mafia bankfinanciera!

Wallstreetmente rateros,
goldmansachsmente rapaces,
bundesbankmente voraces,
lehmanbrothersmente fieros…
A tan bravos bandoleros
(ilotas de la Ganancia)
les tirita su jactancia:
son un montón de bandidos
presuntuosos, y escondidos
debajo de su Importancia.

¡Cuidado con esas gentes
que le están rezando al credo
más peligroso: el del miedo!
¡Son cadáveres vivientes!
Desde los pies a los dientes
sudan peste funeraria.
¡Cuidado con esa paria
caterva de millonarios:
son lunáticos corsarios
de su vida hipotecaria!

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.