• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

Ko Un, poeta surcoreano asiduo candidato al Premio Nobel, fue acusado de abuso sexual

Ko Un, un poeta de Corea del Sur postulado asiduamente al Premio Nobel, con obras traducidos a más de quince lenguas y que es materia de estudio en su país, donde sus textos están incorporados a manuales escolares, fue acusado indirectamente de abuso sexual por una poeta, en un texto en el que sin embargo no lo nombra.

 

   Un diario de Seúl, Hankyoreh, dijo haber hablado con Ko Un tras la difusión del texto. Lo hizo en un artículo en el que explica que entrevistó “al anciano poeta identificado como En”, tal como el abusador es denunciado.

   La respuesta fue: “Si mi comportamiento se ve como acoso, en base a los valores actuales, creo que lo que hice fue incorrecto y lo lamento”.

   Toda la secuencia, relatada por la agencia francesa AFP, comenzó con la circulación de un texto titulado “Monstruo”, de Choi Young-mi. Este texto es llamado poema, aunque consiste en una descripción bastante lineal de los hechos denunciados.

   Algunos de los tramos citados por la agencia, que de poema tiene únicamente el corte de las frases:

   "No te sientes junto a En

   me aconsejó el poeta K, un literato novel

   Toca a las mujeres jóvenes en cuanto ve una".

   Y luego:

   "Olvidé el consejo de K y me senté junto a En

   Yo también

   la blusa de seda que me prestó mi hermana se arrugó".

   Posteriormente habla del abusador como un autor que publicó más de cien libros, como es el caso de Ko Un. Y vuelve a referirse a él en relación con el Nobel:

   "Cada vez suena el nombre de En como candidato para el premio Noteol (Nobel)

   Si realmente gana el premio Noteol

   dejaré este país

   no quiero vivir en un mundo tan sucio".

 

   Ko Un nació en Gunsan, en 1933. Antes de concluir la Guerra de Corea se convirtió en monje budista. Mantuvo esa condición durante una década y posteriormente volvió a la vida como civil y participó de acciones por la democracia en su país, por lo que estuvo encarcelado en cuatro ocasiones. Es asimismo autor de novelas, ensayos, libros de crónica literaria, de crónicas de viajes, biografías y autobiografías.

   Es nombrado habitualmente como escritor e intelectual “prestigioso”. A pesar de ello varios medios surcoreanos, dice AFP, lo identificaron plenamente como el aludido por la poeta denunciante.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.