• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

La poesía mexicana se encuentra "atomizada", dice López Moreno

La poesía mexicana está atomizada, sin una tendencia predominante, en un período de expresiones que se abren como un abanico, en direcciones diversas, según la interpretación de Roberto López Moreno. Esta diversidad, sostuvo, puede contribuir a disponer de “muchas verdades”.

 

   Nacido en Hixtla, Chiapas, Roberto López Moreno celebró su cumpleaños 75 recibiendo un homenaje en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México. El poeta lleva publicados más de treinta libros, textos suyos están integrados a varias antologías y participó en festivales internacionales en varios países, entre ellos Argentina, Colombia y Cuba.

   Durante el homenaje, titulado “Entre la iguala y el colibrí: 75 años de Roberto López Moreno”, estuvo acompañado por Iván Cruz Osorio, editor, y Daniel Téllez, escritor.

   Fue en un diálogo con Notimex cuando dijo que la poesía mexicana “se ha atomizado, no hay definiciones, hay una serie de corrientes, posiciones y formas, es como la misma ciudad, sin límites, y se abre a varios puntos cardinales”. Agregó que entre los creadores que expresan esa diversidad hay “muchos colados”, aunque no abundó al respecto.

   Las búsquedas y los “cambios” en la poesía son positivos, continuó, “siempre y cuando no nos perdamos entre lo que pensamos y escribimos (…) Que existan muchas voces en el género es muy bueno, porque la poesía es una forma de llegar a la verdad, y nosotros necesitamos de muchas verdades en un país que está tan lastimado y en circunstancias muy malas”.

   El editor Cruz Osorio lo definió como “uno de los pocos autores con una ética y crítica implacables, invencible e incomprable”. López Moreno “se libró del sistema totémico, vertical y segregacionista de la poesía mexicana y pertenece a esa estirpe de autores críticos, pero al mismo tiempo entiende su oficio como una paulatina necesidad de reinvención”. En su poesía “nada es ajeno, se sirve de la música, la política, la pintura, la danza, las diversas tradiciones literarias, las tradiciones de los pueblos y de las múltiples vivencias”.

    Él construyó, dijo, “su propia tradición”, en un entramado complejo. Si se observan las vanguardias latinoamericanas, “también nos topamos con las tradiciones de pueblos originarios, si hallamos a Siqueiros más adelante se abrirá entre nosotros la lengua náhuatl, la trova y el pensamiento latinoamericano”.

   Téllez, quien leyó algunos poemas del homenajeado, afirmó que “el colibrí recorre la obra lúdica del poeta, mientras que la iguana es la morada terrestre, sitio del saber que ilumina a la luz misma. Los dos símbolos son metáfora del aire y la tierra, imaginación aérea y conocimiento terrenal, posicionamiento crítico de López Moreno frente al mundo, frente al acto de la escritura literaria, donde se purifica el lenguaje porque el poeta, lo sabe él, es el primero en ver el espacio y es el primer aventurero que se avienta de cabeza al cosmos”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.