• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Chabuca Granda le dio al Perú una identidad poética y musical

Perú le debe a Chabuca Granda una identidad poética y musical que puede ser distinguida en numerosas latitudes. Por ello varios músicos y otros artistas peruanos celebran que su obra haya sido reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación, un título que otorga el Ministerio de Cultura.

 

   La productora Mabela Martínez afirmó que Chabuca “se mereció este reconocimiento desde siempre”, pues “hay una continuidad en su trabajo, un respeto hacia su música, porque aporta a la diversidad cultural”.

   Martínez fue productora del disco “A Chabuca”, que reúne a los cantantes Jorge Drexler, Rubén Blades, Joaquín Sabina, Pedro Guerra y Ana Belén, entre otros. En guitarra, participa Lucho González, argentino-peruano, gran ejecutante de temas del folclore latinoamericano y quien acompañó a la cantante en períodos muy significativos de su trayectoria.

   La productora agregó al diario Perú 21 que Chabuca Granda “ha sido muy creativa y ha roto esquemas de una forma muy positiva. Agregó a la música de la costa un nuevo sonido que ella creó y que hasta el momento no se había escuchado de esa forma. Esa combinación de poesía con la parte melódica es lo que ha logrado que todo el mundo sienta que hay algo diferente y hermoso en su obra”.

   También comentó la adjudicación del reconocimiento por el Ministerio de Cultura el guitarrista Willy Terry. Él definió a Chabuca como embajadora de la música criolla y sostuvo que “La flor de la canela” es la “carta de presentación” peruana en el mundo.

   Agregó que “la poética musical de Chabuca es bastante compleja, hay temas que tienen una concepción muy refinada, que han calado en los sentimientos del público. La cuchara, el cajón y, sobre todo, la guitarra, fueron su marco musical”.

   El diario consultó también a Susana Roca Rey, co-productora del disco “A Chabuca”, quien distinguió tres etapas en la trayectoria musical de la cantante: la romántica, centrada en su amor por Lima, seguida por la trova y, finalmente, la música afroperuana.

   Chabuca nació en el asentamiento minero de Cotabambas, en 1920, y murió en Miami, en 1983. Cuando tenía tres años la familia se trasladó a Lima y comenzó a cantar en ámbitos colegiales a los 12 años.  Y ya en 1937 integró un dúo con otra cantante, luego se casó y tuvo tres hijos pero su matrimonio no duró y, a partir, de ello, llegó su desarrollo consistente como compositora y cantante.

   Tras comenzar a trascender con la composición y ejecución de típicos valses peruanos, pronto fue intercalándolos con una apertura en melodías y textos. Sus giras internacionales fueron memorables, con gran repercusión de público en prácticamente todas las ciudades en las que se presentó.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.