• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Tata Cedrón reedita canciones con poemas de Juan Gelman

El músico argentino Tata Cedrón, junto con el conjunto La Lija, reeditó un disco que además está presentando en vivo en Buenos Aires, con poemas de su compatriota Juan Gelman, a quien estuvo muy vinculado, personal, política y artísticamente. Son poemas de un período de gran compromiso de Gelman como militante, y que Cedrón llevó a piezas musicales de géneros muy variados.

 

   Esos versos traen al presente la toma de posición política de parte de una generación de argentinos que se entregó a la militancia social y política y que incursionó en la lucha armada entre los 60 y 70, convencida de que era el camino necesario ante una secuencia de regímenes dictatoriales interrumpidos por breves períodos democráticos, con gobiernos que eran desalojados del poder apenas esbozaban alguna política contra la fuerte desigualdad en el país, por mínima que fuera.

   Juan Gelman fue uno de esos jóvenes. Integró la organización armada Montoneros, identificada con el peronismo, aunque expresó diferencias con su conducción y se apartó de ella cuando imperó un criterio netamente “militarista”, sin sustentar el proyecto político de cambio en la participación popular.

   Tata Cedrón reedita en definitiva “Cantata del Gallo Cantor”, uno de cuyos temas, “Cambios”, se basa en el poema en que Gelman, acorde con aquella vocación de cambio, dice: “Nosotros no solamente queremos la igualdad en la muerte, también queremos la igualdad en la vida”, como recordó el diario Página/12 de Buenos Aires, en un reportaje al músico.

   Cedrón celebra además que en el recorrido musical de la obra “de todo tocamos”, para enumerar luego: “Algo” de Bob Dylan, “algo” de Los Beatles.

   En el diálogo con el diario, el músico recuerda que había presentado esta obra en la Argentina por última vez en 1972, a pesar de que en ese período imperaba en el país la dictadura de Alejandro Lanusse, uno de los tantos militares que, sustentados en una minoría de civiles, estaba ilegalmente en el poder.

   Después siguió presentándola en Europa. “Me acuerdo que proyectábamos un audiovisual que mostraba la represión que había durante la dictadura. Hicimos todo un laburo (trabajo, NDR) de difusión y denuncia a través del arte, porque yo no quería cantar canciones de protesta pelotudas, quería cantar buenas cosas en los actos de solidaridad”.

    Página/12 le preguntó por qué no la repuso cuando regresó a la Argentina, en 2004, y explicó que no quería que hubiera una eventual exaltación de la lucha armada o que se debatiera sobre la obra por lo que expresa respecto de las guerrillas de aquella época. “La Cantata –explicó- es un fresco de otra época, y no da para extrapolarla a otro contexto”, es decir para aplicar aquella postura política a circunstancias y contextos muy diferentes.

   “Recién ahora la expongo en vivo, y fue por iniciativa de los muchachos de La Lija”, comentó.

   Luego se preguntó “por qué el periodismo no va donde hay belleza, donde hay arte”, para comentar que su propósito es que “se junte la gente, y no por el momento político, porque los momentos políticos cambian todo el tiempo en la historia, sino porque siempre tiene que haber un noviazgo, un enamoramiento entre generaciones”.

   Sobre si Gelman participó de la creación de la obra musical, Cedrón dijo: “No. Juan siempre me daba poemas”. El músico lo visitaba en los medios periodísticos en los que trabajaba. “Íbamos a comer un churrasco, a tomar algo con él, con (el poeta Paco) Urondo, con los muchachos, yo estaba bien empapado. Lo que pasó con esos poemas, puntualmente, fue que los junté y armé algo con una música ecléctica. Para arrancar nomás, utilizo rock, folk, Los Beatles”.

   El reportaje completo está disponible en el enlace siguiente:   

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/3-40002-2016-09-13.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.