• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Poemas de Paz, Revueltas y Huerta son llevados al rock

Poemas de Octavio Paz, José Revueltas y Efraín Huerta fueron musicalizados por un grupo de jóvenes mexicanos de la Escuela Del Rock a la Palabra. Con las obras se editó un libro de distribución gratuita, en un proyecto que busca reconocer a los tres autores y a la vez acortar las distancias entre la poesía y los lectores.

 

   La palabra y la música están unidas desde tiempos remotos, dijo el director de la Escuela, Guillermo Briseño, músico de rock. Sin embargo, no todos los poetas son proclives a aceptar cercanías y mixturas, y no todos los músicos pueden superar prejuicios o escapar a la tentación de las letras más simples, fáciles de repetir y difundir.

   El director mencionó el caso de un rockero amigo suyo que fue objeto de reproches del poeta mexicano Jaime Sabines, enojado porque para musicalizar un poema había introducido algunas modificaciones.

   De todos modos, dijo Briseño, ponerle música a la poesía es “una tarea cuesta arriba”. No obstante, el desafío fue asumido por varios grupos musicales de la escuela, entre alumnos actuales y egresados, de lo que surgió una velada de presentación, en la sede de la Fonoteca Nacional, y el disco gratuito, editado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

   La obra, informó el diario Jornada, comprende nueve poemas. Los poemas de Octavio Paz musicalizados son “Niña”, “Viento”, “Antes del comienzo” y “Espiral”. De Efraín Huerta son “Absoluto amor”, “El retorno”, “Eres” y “La rosa primitiva”; y de José Revueltas, un solo poema, “Soy un sueño”.

   Los estilos, expresó el diario, van del rock más clásico al hard rock, funk y música electrónica.

   En la Fonoteca estuvieron presentes Raquel y David Huerta, hijos del poeta, y la hija y el nieto de José Revueltas, Olivia y Julio, respectivamente.

   Los textos de estos poetas fueron tomados también para homenajearlos, pues en 2014 se cumplió el centenario del nacimiento de los tres.

   Briseño dijo que “es un enorme placer y un desafío que los chicos se acerquen a la poesía para hacer música, que no se pierda esto que alguna vez los jóvenes de este país hicieron”.

   Agregó que “no es la primera vez que la música se acerca a la poesía; lo que pasa es que se ha distanciado y cada vez la música de rock se pone más tonta”.

   El artículo completo está disponible en este enlace:

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/08/11/poemas-musicalizados-el-rock-al-servicio-de-la-poesia

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.