• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Poemas de Paz, Revueltas y Huerta son llevados al rock

Poemas de Octavio Paz, José Revueltas y Efraín Huerta fueron musicalizados por un grupo de jóvenes mexicanos de la Escuela Del Rock a la Palabra. Con las obras se editó un libro de distribución gratuita, en un proyecto que busca reconocer a los tres autores y a la vez acortar las distancias entre la poesía y los lectores.

 

   La palabra y la música están unidas desde tiempos remotos, dijo el director de la Escuela, Guillermo Briseño, músico de rock. Sin embargo, no todos los poetas son proclives a aceptar cercanías y mixturas, y no todos los músicos pueden superar prejuicios o escapar a la tentación de las letras más simples, fáciles de repetir y difundir.

   El director mencionó el caso de un rockero amigo suyo que fue objeto de reproches del poeta mexicano Jaime Sabines, enojado porque para musicalizar un poema había introducido algunas modificaciones.

   De todos modos, dijo Briseño, ponerle música a la poesía es “una tarea cuesta arriba”. No obstante, el desafío fue asumido por varios grupos musicales de la escuela, entre alumnos actuales y egresados, de lo que surgió una velada de presentación, en la sede de la Fonoteca Nacional, y el disco gratuito, editado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

   La obra, informó el diario Jornada, comprende nueve poemas. Los poemas de Octavio Paz musicalizados son “Niña”, “Viento”, “Antes del comienzo” y “Espiral”. De Efraín Huerta son “Absoluto amor”, “El retorno”, “Eres” y “La rosa primitiva”; y de José Revueltas, un solo poema, “Soy un sueño”.

   Los estilos, expresó el diario, van del rock más clásico al hard rock, funk y música electrónica.

   En la Fonoteca estuvieron presentes Raquel y David Huerta, hijos del poeta, y la hija y el nieto de José Revueltas, Olivia y Julio, respectivamente.

   Los textos de estos poetas fueron tomados también para homenajearlos, pues en 2014 se cumplió el centenario del nacimiento de los tres.

   Briseño dijo que “es un enorme placer y un desafío que los chicos se acerquen a la poesía para hacer música, que no se pierda esto que alguna vez los jóvenes de este país hicieron”.

   Agregó que “no es la primera vez que la música se acerca a la poesía; lo que pasa es que se ha distanciado y cada vez la música de rock se pone más tonta”.

   El artículo completo está disponible en este enlace:

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/08/11/poemas-musicalizados-el-rock-al-servicio-de-la-poesia

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.