• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Rock para poetas ecuatorianos. Sale un disco en Cuenca

Un disco que intenta demostrar que es posible lograr proximidad estrecha entre la poesía y el rock fue lanzado a comienzos de agosto en Ecuador. La productora Lucía Moscoso, de la ciudad de Cuenca, seleccionó a los poetas cuya obra le pareció apta para el proyecto, y los adjudicó uno por uno a conjuntos de rock, para que les pusieran música.

 

   Los poetas seleccionados fueron diez, entre modernistas, posmodernistas y vanguardistas. A cada uno le correspondió una banda o músicos de Cuenca.

   Jacqueline Beltrán escribió en el diario El Comercio de Quito que escuchar el disco, llamado “Fonografías”, es equivalente a “asistir a un recital poético, pero musicalizado y en el que los invitados son los dos grupos de artistas”.

   Antes de emprender el proyecto a través de Fonografías, Lucía Moscoso investigó sobre la interacción entre la poesía y el rock, y halló la conexión mayor con el rock de estilo más pesado y el metal. “La poesía ecuatoriana generalmente tiene textos muy melancólicos y románticos, pero que adquieren otra fuerza al ser musicalizados y suenan bien al ritmo de rock”, sostuvo.

   La productora no escatimó en desafíos, pues incluyó a poetas que podrían ser considerados con menos posibilidades de conectarse con las generaciones más jóvenes. Así, el artículo dice que figuran los cuatro poetas que pertenecieron a la Generación Decapitada, Ernesto Noboa y Caamaño, Humberto Fierro, Arturo Borja y Medardo Ángel Silva. A ellos se suman Alfonso Moreno Mora, Jorge Carrera Andrade, Gonzalo Escudero, Alfredo Gangotena, Hugo Mayo y César Dávila.

   Los conjuntos y músicos participantes fueron, dice el diario, Ututo, Smoking Doll, La Ventana, Jaula Faraday, Los Zuchos del Vado, Jodamassa, Nemesek, Música para Camaleones y Javier Calle y Chris Díaz.
   Los integrantes de Los Zuchos del Vado declararon a El Comercio que la producción les adjudicó Jorge Carrera Andrade y que eligieron musicalizar el poema "El objeto y su sombra".

   "Buscamos un poema musicalizable y el que elegimos tenía rima, así que la mitad del trabajo lo hizo el autor”, dijo con humor Jaime Martínez, bajista de la formación. Compusieron en suma un rock metálico, "acorde con el estilo del poeta; la musicalización está marcada por la guitarra".

   El vocalista Maceo Galindo sostuvo que el rock tiene influencia fuerte de la poesía. "Es un género con grandes poetas, como Jim Morrison; además hay versos que tienen una especie de oscuridad, y se ajustan al estilo que manejamos: tristes, melancólicos".

   La suposición de que la poesía se puede llevar mejor con ritmos tradicionales queda desmentida con este disco. El diario menciona el caso de Medardo Ángel Silva, cuyo poema "El alma en los labios" se lució en un pasillo, en tanto "Se va con algo mío" fue aplicada al rock por Javier Calle, quien dijo: "me apoderé del personaje, de lo terrible y hermoso que podía ser y decidí hacer algo solo con mi voz y sin efectos".

   El artículo completo está disponible en el enlace siguiente: http://www.elcomercio.com/tendencias/fonografias-luciamoscoso-cuenca-rock-poesia.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.