• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Espacio Abierto

León Darío Gil Ramírez, de Colombia

 

   Poema enviado por León Darío Gil Ramírez, de Manizales, departamento de Caldas, Colombia.

   Participa de la realización del blog Babelia y publica textos en este espacio:

   http://elmalpensante.com/articulo/3687/montar_en_columpio_me_hermana_con_el_vuelo

 

 

   La eñe
 
Por su canto
Eso se cree ella, pero ñarrea, gruñe y refunfuña
Y por otras cosas
La más presumida de todas es la eñe
 
Está convencida que lleva sobre su lomo el jironcito de una ola
La forma lujuriosa de un saxofón incompleto
O el reminiscente escorzo de un delfín enamorado
 
Qué va, no es más que la ñapa de un renacuajo ñurido y sin cabeza

Anastasia Smith, de Venezuela

 

   Poema enviado por Anastasia Smith, de Caracas, Venezuela.

   La autora publica en https://loqueavecescallo.wordpress.com/

  

 

   Quien no teme

 


Decidí entrar a la boca del lobo desde que te conocí.

Despertar a la bestia,

abrir la puerta de la jaula,

y dejarla salir.

Arrastrar afuera el monstruo que habita debajo de tu cama,

apoyar mi cabeza en el lado oscuro de tu almohada,

y dormir.

Me quité la ropa,

desnudé mis dudas.

Desgarré mi piel,

me despoje de mis miedos.

Te invité a que me desmenuzaras desde adentro,

como quien no teme,

como quien lo da todo.

Revolví tu basura.

Y mi basura.

Escavaste mi dermis,

roíste mis huesos.

Aspiraste lo bueno y lo putrefacto,

no hubo rincón en mí

que tus curiosas manos no profanaron.

Desaté todos tus demonios,

sin cruz y sin rosario.

Entraste a mi templo.

Adoraste a mi Dios y a mi Diablo.

A diferencia de ti,

sabes mejor que yo,

que amar(te) no me da pavor,

y menos,

que me rompas el corazón.

 

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.