• @Primvers
    A veces yo también les llevo flores a mis cicatrices
  • @carolineberl
    Lo que me gusta del tiempo es que todo lo cura con personas
  • @UlisesKaufman
    Cuando seamos invisibles, recordaremos la belleza del gris
  • @canocs19
    Canta la tristeza/ sus secretas sílabas/ en la música azul/ de la tarde quieta
  • @vidoq66
    Soy un fantasma triste en el cementerio de almas que es la ciudad
  • @marga_canseco_r
    Vendemos al mundo para comprar fuego, nuestro camino iluminado por hombres en llamas
  • @Tu_Infortunio
    Te espero después de la última vez
  • @esthercbrls
    Me asusta la mujer que me contempla desde el espejo
  • @osorio_jl
    La piel es la superficie del mar que te asola
  • @Desbalagada
    Qué puedo decir que no hayas leído
  • @Tayler_burdel
    Toda locura merece un gran amor
  • @nuberrante
    Escribir es soñar con precisión

Espacio Abierto

David González, de Argentina

   Poemas enviados por David González de Viedma, provincia de Río Negro, Argentina. Publica poesía y otros textos en espacios literarios y suplementos culturales de su país y de América Latina, España y Estados Unidos. Además, está presente en el espacio www.fragmentario.blogspot.es, y también en https://www.facebook.com/11DGPOESIA/

 

Mujeres indiscretas

tatuadas de verbos

bienvenidas al frío del sur

los puertos están abiertos

los adioses cobran su diezmo

de congojas y permanencias

bajo las Pléyades

navíos de omóplatos

en diálogo secreto con el universo

empujan circunstancias atenuantes

donde las lenguas olvidadas

y las prestidigitaciones nativas

aún encuentran espacio

donde enraizarse

en esta tierra.

 

--

 

En la dermis del planeta

diluvios envuelven

la periferia

con sudor publicitario.

Mis amigos se incineran

en adjetivos imposibles

ofrendando óseas realidades.

Sus tardíos juramentos

son candelabros

alumbrando

los pliegues del insomnio

en el placard encefálico

que cargamos

arriba de los hombros.

 

--

 

nos amontonan las palabras

malditos de carne

exacerbamos horizontes

en verbo primogénito

la trilogía

de pensar

hacer

y sentir.

 

--

 

Mis amantes

copulando en portales

de emergencia animal

siempre prestos al sacrificio

que las muchachas de cenicienta moral

repudian y sueñan.

Laura Podadera, de España

   Poema enviado por Laura Podadera, de Málaga, España.

   Ella publica textos en  http://laupoda.blogspot.com.es, y está presente en Twitter, en la cuenta @laupoda.

 

   Entre dimensiones

Escondidos entre el murmullo de la gente
mis pensamientos me miran a los ojos
y en las esquinas mis dudas me sorprenden.

Nunca sé dónde está la verdad, es como un dios
que nunca he visto. Como un diente de león
que si existe, se deshace con un suspiro.

¿Seré un ser de luz enamorado de la oscuridad?
¿Seré un ser oscuro enamorado de la luz?
Murciélagos y luciérnagas en la misma cavidad.

Me siento a ratos un monstruo con alma,
a ratos me siento un alma monstruosa.
No tengo lugar donde guardar la calma.

El corazón estrangulado por las manos del anhelo
tengo a la vida cogiéndome por las solapas
su frente contra la mía y mi mundo ardiendo.

No llueve o diluvia. Está todo seco o anegado,
no hay templanza, tibieza ni mesura
los sentimientos golpean en los costados.

Mírame, no me conoces. Perdóname, lo siento.
No sé quién soy, quizá a veces, sólo a ratos,
puede que nunca o hace algún tiempo.

La luz y la oscuridad devorándose dentro de mí
no pueden vencerse, no pueden rendirse,
y yo soy campo de batalla de una guerra sin fin.

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.