• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Espacio Abierto

Luis Alberto Toro Ossandón, de Chile

 

    Poema enviado por Luis Alberto Toro Ossandón, de Arica, región de Arica Paranicota, Chile.

 

   Alas Negras

Húmedas lágrimas de amor perdido.
Brotan de los ojos que no ven,
intentan apagar el fuego que no arde.
Por siempre tus recuerdos
viajan en el tiempo.
Ángel sin destello.
Hoy dibujo tus alas en versos,
tus caricias de piel sonrosada,
en silenciosos vacíos de mis noches.
Manzana prohibida,
se oye el despecho en tu boca.
Estar sin ti, es tristeza de mi quietud
que descubre los secretos del alma.
Mi ángel de alas negras,
tras tus ojos encontré la dicha.
El néctar de Morfeo,
entre la flora de tus ojos
y la fauna de la vida.
Trajo este amor de locos
abriéndome esta herida.

Aline Fagundes, de España

 

   Poema enviado por Aline Ribeiro Fagundes, de Madrid, España.  La autora publica textos en el espacio www.alinerfagundes.com

   También está presente en Twitter, en la cuenta @Aline_RFagundes

 

 

   Aura

 

Parpadea;

un círculo de radio infinito

se abre en riadas coloridas

desde tu ribera

Flamea;

en bocanadas de arco-iris

muerde los sueños pétreos

que duermen en mi pecho

Me desafía;

brújula de mi barco a la deriva

manantial de llama bendita

es tu aura sin fronteras

Y colorea

mi alma de mariposas;

flamea al ras de las olas

de mi océano frío;

desde la bóveda de tu círculo

penetra en las hondas calas

de mi alma blanca.

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.