• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Espacio Abierto

Laura Podadera, de España

 

   Poema enviado por Laura Podadera, de Málaga, España.

   Ella publica textos en  http://laupoda.blogspot.com.es, y está presente en Twitter, en la cuenta @laupoda.

 

 

   El silencio

 

El silencio es una ola que te revuelca,

una suave caricia en el pelo,

un lugar, un escondite, una barrera,

una espina clavada en el pecho.

 

El silencio es una piedra en el bolsillo,

un triunfo, un fracaso, un deseo;

una paloma mensajera que se ha perdido,

un exilio, una odisea, un interregno.

 

El silencio es una inundación de nada,

de todo, de algo, de sueños,

una pregunta, una respuesta, una cruzada

hacia tierras divinas o al mismo infierno.

 

El silencio es un cuaderno en blanco,

un vestido para el alma, otro cuerpo,

un momento, una parada, un descanso,

la esquina donde te asalta el recuerdo.

 

El silencio es la presencia de lo que no está,

de lo que es y no es por no tener eco,

es el dulce río y el salado mar,

el viaje, la pérdida, el encuentro.

 

Ernesto R. del Valle, desde Estados Unidos

 

   Poema enviado por Ernesto R. del Valle, nacido en Camagüey, Cuba, y residente en Westchester, Florida.

   El autor publica textos en  https://issuu.com/revistaguatini.

 

    Mercedes Sosa

 

Saludos, Mercedes Sosa

en la oración de los pobres

en las Gracias a la Vida

en las estrellas sin noches

que titilan en los ojos

de las ciudades y montes.

Aquí tu americano poncho

tu poncho color bandera

cubriendo y dando calor

a todo el que sufre pena

Gracias Negra tucumana

por esas bellas canciones

que solamente cantabas

como regalando flores

y perfumando la tierra

con el dulce olor del cobre

Tus ojos fijos me miran

desde el pulso de un poema

que vibra junto a la voz

de la triste y lenta quena.

Saludos, Mercedes Sosa

por todo Latinoamérica.

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.