• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Espacio Abierto

Camila Luchessi, de Argentina

    

   Poemas enviados por Camila Luchessi, de Lobos, provincia de Buenos Aires, Argentina.

 

    Cadena perpetua

Fuimos a juicio, llego la hora de declarar.

Le dije al juez que habías asesinado mi sueño a cien mil recuerdos por la espalda.

La justicia como siempre injusta te declaró libre de culpas, era de esperar... convenciste hasta la luna de tu inocencia.

Y yo me llevo cadena perpetua de insomnios.

Ganaste de nuevo amor.

 

 

   Amores que tienden a infinito

 

Hay amores que no le temen a las agujas del reloj, amores que nunca se aferraron pero permanecen, hay amores que ya son cenizas que volaron lejos pero sin embargo siguen ardiendo.

Existen amores que son la enfermedad y el remedio, simultáneamente.

Amores que te dan la sensación de estar muriendo de sed y justo después del anteúltimo suspiro hacen llorar a mares al cielo.

Hay amores que son para siempre, de esos que nunca dejan de existir porque son inmunes al tiempo.

Y vos amor... sos de estos amores donde el olvido no cuenta porque no tiene validez. De esos que no pueden acotarse porque tienden a infinito.

Gabriela La Riva, de Venezuela

   Poema enviado por Gabriela La Riva, de Mérida, Venezuela. La autora está presente en el espacio elvinosederrama.tumblr.com, y en Twitter, en la cuenta @gabrielamunch

 

   Nómada, sin destino y una con el viento

Loros silvestres
pelean por una fruta
entre sus dos picos punzantes
en lo alto de monstruos fitomorfos

En una orgía tropical
arriba de pinos y palmeras,
las nubes violáceas/azuladas
tornan el rostro descarnado de la muerte
 
Y quiero ser buena...
pero no se puede bajar la guardia
en este país de lobos hambrientos
mi caballo azabache está siguiéndome hasta el final del infierno.

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.