• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

Espacio Abierto

Horacio Peñalva, de Argentina

   Poema enviado por Horacio Peñalva de Buenos Aires, Argentina.

   El autor publica textos en el espacio www.versosycanciones.com.ar

 

   Una señal

 

 

Una mitad de sombra me ilumina
y una mitad de lumbre me ensombrece,
entre un giro casual que me destina
y una evidencia que desaparece.

Aquí es cuestión de creer o morir,
no hay otro modo de entender el mundo.
Sólo en el sueño se puede concebir
la eternidad que viaja en un segundo.

Siempre, a pesar de todo lo que duda,
y bien adentro del destinatario,
pone el amor, eléctrica y desnuda,
una señal de signo planetario.
Es la caricia breve que reanuda
las estaciones del itinerario.

Miguel Fajardo Korea, de Costa Rica

 

   Poema enviado por Miguel Fajardo Korea, de Costa Rica, perteneciente a su libro “Travesías”. El autor está presente en Twitter, en la cuenta @mifajak

  

   Recuerdo de los amaneceres


Tu pecho nunca será condena.

La lluvia como el recuerdo
de los amaneceres sin vos:
luna fresca
cuando se aleja el día,
antes de la oscuridad.

Descifrás las heridas
en el universo desigual
de las preguntas.

Me gustan los claveles
alrededor de tu cuerpo.

El llamado de tus latidos
antes de lanzarse al mar,
detrás de tu sed
por alcanzarnos.

Tu pecho nunca será condena
para mi abrazo: 
son límites de cielo,
cuando compartimos los cuerpos
para la vida. 


El poema de Miguel Fajardo Korea, pertenece a su libro "Travesías".

 

Más Artículos...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.