• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Amelia Gómez, de Bogotá

Poema enviado por Amelia Gómez, de Bogotá, quien publica sus textos en el blog http://versossinesencia.blogspot.com

Amelia está también en Twitter: @Ladyylazaruss

Los gritos de mi ciudad

Media noche,
mi ciudad no duerme
me espera ansiosa en la lejanía
mientras los vagones del tren
esperan pasajeros
con media vida por recorrer.

Y mi ciudad llora, grita, gime,
por un desesperado cadáver
con una hermosa sonrisa.

El regresar a mi ciudad,
con alma o sin ella,
pero regresar,
a los primeros vicios
y tormentas,
a esas huellas ancestrales
en la marea.
Volver, entre pantanos,
pero volver,
con el corazón hecho trizas
con la mente tranquila,
pero volver,
con los recuerdos intactos.

Mi ciudad,
media noche y no duerme,
jamás lo hace,
vive un espera
de dos mil años.
Yo juego al contar lágrimas
porque seguro
que a la dos mil lágrima
estaré reposando
en las raíces
de mi amada ciudad.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.