• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Luis Ángel Zola, de Medellín, Colombia

Dos poemas enviados por Luis Ángel Zola, de Medellín, Colombia. La página de vínculo con el escritor es https://www.facebook.com/langelzola. Asimismo, ofrece el vínculo del libro “Gotas de Agua”, que está en edición:

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.485230304919388.1073741833.314014508707636&type=3

Luis Ángel está también en Twitter: @LAngelZola

(Deshoras VI)

Esa caligrafía del alba que traza los olvidos
entre atmósfera de luna y ecos perforados
allí donde mis labios precisan tus labios
donde la niebla precisa la sombra
donde la raíz silenciosa del fuego es parecido al llanto
donde tu piel desnuda es un jardín de espejos
donde la arena se resguarda en las aristas de tus manos
allí donde hay palabras que se dicen sin siquiera abrir los labios
donde todo se sucede y se desangra
donde tu respiración es un grito insoluble entre las distancias
allí donde las manos se despojan de sus ropas invisibles
allí donde te miro a los ojos y encuentro un murmullo
el murmullo de las olas.



La estela de un suspiro

Buscar en los sueños
en las bocas estiladas de la tierra
en los diálogos del alba
y en el aire enfermo
Buscar en el tic-tac del tac-to
en la mugre
en la puesta del sol y el horizonte
Buscar en la mirada del agua
en el tornasol violento de la saliva
en los bronquios de los insectos
en las fases de la luna
en la luna
y en los inciertos.
Buscar en la media noche la unidad completa
completarse con la sombra de los objetos
deshilarse de lo prolijo y de las sucesiones lentas
y entregarse a los encuentros
como se entrega un instante
sin treguas
sin lamentos
mientras la cordura se venda los ojos
y deambula con los ojos clínicos
dispersos.
Buscar en lo submarino
la mecánica del vuelo
la estela de un suspiro
la furia de una gota de agua
sobre un paraguas inquieto
Buscar la quietud entre el movimiento
en las erecciones y las historias no contadas por el viento
Buscar en las alas de las golondrinas la palabra que nos falta
y gravitar sobre una silla como un bosque transitado
Buscar en los residuos, en las murallas, en los reflejos
y violentar a todo pulmón
la intimidad de lo que somos,
espejos.


La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.