• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Marisa Montana, de Uruguay, propone a Mario Benedetti

Marisa Montana, de Montevideo, Uruguay, nos propone la publicación del poema “La Tercera”, de Mario Benedetti, dedicado a ella.

Escribe Montana en su mensaje: “mi amigo-compañero ideológico Mario Benedetti me dedicó este poema luego de relatarle mis ‘muertes’, cuando estuve presa por tupamara. Yo me sentía victoriosa pero él estaba deprimido: ya no tenía ‘Luz’ ni salud y cuando para animarlo dije: ‘vamos que la vida puede’, contestó ‘me da mucho trabajo’".

“Si hay alguien eternamente vivo es Mario Benedetti, su idea y su obra”, agrega.

Ante una consulta de www.lapoesiaalcanza.com.ar, la Fundación Benedetti informó en Montevideo que el poema fue publicado en 2005, en el libro “Adioses y bienvenidas”. Asimismo, dio cuenta de la modificación de una palabra en la edición final, respecto del original que Benedetti entregó de su puño y letra a Marisa Montana. Explica la Fundación que en el tercer verso de la primera estrofa, la versión editada dice “brevísimo” en lugar de “muy breve”.

Sin embargo, en atención a que Marisa Montana envió el texto que el poeta escribió en el original que le entregó en mano, esa es la versión que publicamos a continuación.

La tercera


a Marisa Montana

Dice Marisa que murió dos veces
y que estar muerto es algo venturoso
tal vez porque el letargo fue muy breve
y no hubo tiempo para anquilosarse

A veces añoramos otro mundo
sin memoria de todo lo perdido
algo como una tímida planicie
y un cielo con los pájaros que quedan

Todo es posible menos lo imposible
digamos el reclamo de otro tiempo
que no dejó ni incógnitas ni huellas
detrás del sufrimiento y el delirio

Morir dos veces es hacerse un hueco
entre dos murallones de tristeza
entonces la tercera es la vencida
y uno el vencido, irremediablemente.

(Mario Benedetti, con mis mejores "ojalás"
Montevideo, 24 de noviembre 2004)

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.