• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Mariana Taboada, de Guanajuato, México

Poema enviado por Mariana Taboada a Alcanza Para Todos.

Su blog: http://mareasdelaroja.blogspot.mx

Mariana está también en Twitter: @mareroja

Ella, por las brasas

Ella, por las brasas,
deshecha en las esquinas,
despojada de la vida entre semáforos y bancos,
quería gritar, ardía en hoguera urbana.

Ella, por los poros,
antesala y protocolos,
tan decidida de niña, tan sumisa oficinista,
maquillada y con falda, presa entre estafas.

Ella, se muere y nadie nota,
nadie explota, funde, erosiona...
¿Quién la tomará por el cuello?
¿Dónde está la puta del miedo?

No está. Se ha ido, de ella, se ha ido...

Corre sobre tierra, entre plantas,
desnuda, escupe rabia,
sin aliento,
se embriaga.

La rubia citadina muta,
selvática,
¡qué me sangren los dedos!,
¡qué mis ojos turben emporios!

Se detiene, iracunda,
abre paso entre los verdes, las hojas,
Ella... Se había tragado al diablo,
no había camino atrás.

Si la ves, si la encuentras... Es mito, jaguar.
Y mata, eso dicen,
eso cuentan...

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.