• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Fermina Ponce, de Estados Unidos

   

   Poema enviado por Fermina Ponce, de Aurora, Illinois, Estados Unidos. 

   Está presente en Facebook, @ferminaponcepoeta; en Instagram, @ferminaponce; y en Twitter, @ferminaponce.

 

 

   Todas

 

Voy a redimir hembras desde el vientre de una savia limpia,
clorofila deshuesada entre lluvias errantes,
manos en la arena,
vaginas con nombres rococó,
uñas en la sangre de mujeres sin rodillas,
cientos de perfumes,
una sola fragancia,
multitudes,
un latido,
el aullido,
sin delirio,
moscas revoloteando en leche primitiva,
un niña,
ella primeriza,
la otra prematura,
aquel vértice agredido en toda su memoria,
sin salida,
no hay cena,
platos sucios en la mitad de una esquizofrenia,
la palabra y su disparo,
el silencio y su agonía,
¿cómo se tejen los fragmentos?
un aliento con vida,
remendado sin costura,
en el néctar prohibido,
cohibido,
sin permiso,
con hojas de otoño grises y un tanto sucias,
alas rotas,
de una más una ni una más caída,

y somos todas.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.