• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

David González, de Argentina

   Poemas enviados por David González de Viedma, provincia de Río Negro, Argentina. Publica poesía y otros textos en espacios literarios y suplementos culturales de su país y de América Latina, España y Estados Unidos. Además, está presente en el espacio www.fragmentario.blogspot.es, y también en https://www.facebook.com/11DGPOESIA/

 

Mujeres indiscretas

tatuadas de verbos

bienvenidas al frío del sur

los puertos están abiertos

los adioses cobran su diezmo

de congojas y permanencias

bajo las Pléyades

navíos de omóplatos

en diálogo secreto con el universo

empujan circunstancias atenuantes

donde las lenguas olvidadas

y las prestidigitaciones nativas

aún encuentran espacio

donde enraizarse

en esta tierra.

 

--

 

En la dermis del planeta

diluvios envuelven

la periferia

con sudor publicitario.

Mis amigos se incineran

en adjetivos imposibles

ofrendando óseas realidades.

Sus tardíos juramentos

son candelabros

alumbrando

los pliegues del insomnio

en el placard encefálico

que cargamos

arriba de los hombros.

 

--

 

nos amontonan las palabras

malditos de carne

exacerbamos horizontes

en verbo primogénito

la trilogía

de pensar

hacer

y sentir.

 

--

 

Mis amantes

copulando en portales

de emergencia animal

siempre prestos al sacrificio

que las muchachas de cenicienta moral

repudian y sueñan.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.