• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

Úrsula Miranda, de México

 

   Poema enviado por Úrsula Miranda, de Morelia, México.

   La autora está presente en Twitter, en la cuenta @UrsulaUrsulajan

 

   TECHOS II

Prisionera de cosas

desórdenes circunspectos que me declaran la guerra

fuego y sirenas de espacios
en la convulsión
del vacío apresurado

rastros del equilibrio
constante

que un día fue
y hoy yace desplomado

ni las ortigas
ni los cactáceos del jardín
se han librado de los cacharros
creadores de oxido
como si de oro puro se tratara

por eso hay días que ansío
el colapso
el incendio
la destrucción
y la pérdida

todo para recomenzar
y ahogarnos en las mismas aguas
estancadas

chocarnos con los mismos muros
y ahorcarnos con las mismas cuerdas
sin fuerza para sostener el suicidio

no importa nada de eso
mientras sea un comienzo.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.