• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Carlos Gil Fernández, de España

 

   Poema enviado por Carlos Gil Fernández, de Madrid, España.

   El autor publica en el espacio http://erratil.blogspot.com.es/
  También está presente en Twitter, en la cuenta @carlosgilfer

 

   Eutopía

Madre,
añoro tu vientre eutópico,
pero no recuerdo
sus prodigios
ni los contornos
de su mar de vida.

Madre,
extravié las referencias
aquí fuera,
en la desabrida intemperie
donde las crudas tenazas
ulceran los mitos
y las esperanzas se encharcan.

Madre,
esta noche, en tu cama,
una caracola musita
los nombres de tus hijos
y en su vórtice se ovilla
toda mi altermundista
nostalgia.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.