• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Anabel Aguilar, de Argentina

   Poema enviado por Anabel Aguilar, de Centenario, provincia de Neuquén, Argentina.

   La autora está presente en instagram, en la cuenta @escritora_ana

 

   El poeta, la pluma, la palabra

El poeta huye.
Se esconde entre las palabras.
La pluma se desvanece en el aire
Las palabras se convierten en polvo.
Las hojas flotan esperpénticamente
El poeta se esconde de sí.
La pluma corre lejos a lugares desconocidos
Las palabras vuelan como aves emigratorias
El poeta se hace uno
La pluma se multiplica en miles
Las palabras se convierten en armas poderosas
El poeta se deshace fuera de la heladera
La pluma vuelve a su ave
Las palabras se plasman en el papel
El poeta esperpéntico se deshace
La pluma es plomo
Las palabras solo palabras

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.