• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Anastasia Smith, de Venezuela

 

   Poema enviado por Anastasia Smith, de Caracas, Venezuela.

   La autora publica en https://loqueavecescallo.wordpress.com/

  

 

   Quien no teme

 


Decidí entrar a la boca del lobo desde que te conocí.

Despertar a la bestia,

abrir la puerta de la jaula,

y dejarla salir.

Arrastrar afuera el monstruo que habita debajo de tu cama,

apoyar mi cabeza en el lado oscuro de tu almohada,

y dormir.

Me quité la ropa,

desnudé mis dudas.

Desgarré mi piel,

me despoje de mis miedos.

Te invité a que me desmenuzaras desde adentro,

como quien no teme,

como quien lo da todo.

Revolví tu basura.

Y mi basura.

Escavaste mi dermis,

roíste mis huesos.

Aspiraste lo bueno y lo putrefacto,

no hubo rincón en mí

que tus curiosas manos no profanaron.

Desaté todos tus demonios,

sin cruz y sin rosario.

Entraste a mi templo.

Adoraste a mi Dios y a mi Diablo.

A diferencia de ti,

sabes mejor que yo,

que amar(te) no me da pavor,

y menos,

que me rompas el corazón.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.