• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Poema inédito de Miguel Gaya

Rimbaud y los perros

 

Durante sus correrías por África

Arthur Rimbaud era asediado

por los perros.

Amarillos, feroces,

persistentes,

trotaban y gruñían

mezclándose en la sombra del poeta.

Reproduciéndose a dentelladas

famélicas.

 

Todas las mañanas Rimbaud

llenaba sus bolsillos de piedras afiladas

para mantener a raya a los perros

que palpitaban

por su carroña.

Lo que iba dejando a su paso

los alimentaba.

Ruinas y hombres oscuros

rajados a latigazos

de un idioma incomprensible.

 

Los perros de Rimbaud lo atormentaban.

A veces lo esperaban

echados en las galerías

y lamían sus manos.

Otras

con los pelos erizados

y las fauces rojas

lo acechaban encorvados

en la oscuridad.

Nunca supo qué le producía más terror.

 

Los vio en África.

Los procreó en Roche.

En Marsella lo alcanzaron

y les dio de comer su pierna.

 

Adiós les dijo

al expirar.

 

17/12/09

 

Miguel Gaya es argentino. En poesía, publicó "La vida secreta de los escarabajos de la playa", "Levanta contra el viento la cabeza oscura", "Colección Robin Hood", "Siluetas en la corriente del río", "Los poetas salvajes" y "Lo efímero y otros poemas inestables". Sus poemas fueron incluidos, además, en varias antologías. Como novelista, publicó "Contemplar ese animal sangriento" (Editorial Bruguera, España), obra que fue finalista del Premio Biblioteca Nacional 2007 (Buenos Aires).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.