• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Ana Sofía Buriticá, de Colombia (III)

 

   Poema enviado por Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia.

   La autora publica en el espacio https://nadanuncanadie.wordpress.com/.

   También está presente en Twitter, en la cuenta @Phiaciel

 

Por un tiempo corto tuve dos almas,

una más dócil y silenciosa

la otra dominante e insegura de su antigüedad,

ambas amadas,

pero una ajena como el lejano océano

que flotó desde una estrella hasta mi cuerpo,

para darme y quitarme la esperanza de ser otra,

de llevar un rostro más genuino frente al mío.

Tuve dos almas

que danzaron entre Bach y la sal de mis ojos,

dos almas y un desprendimiento pesado como el metal,

sangriento como las barbaries del colono

y tan triste

que nada sobre esta tierra

podrá fundir sus partes separadas

en las mías.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.