• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Ana Sofía Buriticá, de Colombia (III)

 

   Poema enviado por Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia.

   La autora publica en el espacio https://nadanuncanadie.wordpress.com/.

   También está presente en Twitter, en la cuenta @Phiaciel

 

Por un tiempo corto tuve dos almas,

una más dócil y silenciosa

la otra dominante e insegura de su antigüedad,

ambas amadas,

pero una ajena como el lejano océano

que flotó desde una estrella hasta mi cuerpo,

para darme y quitarme la esperanza de ser otra,

de llevar un rostro más genuino frente al mío.

Tuve dos almas

que danzaron entre Bach y la sal de mis ojos,

dos almas y un desprendimiento pesado como el metal,

sangriento como las barbaries del colono

y tan triste

que nada sobre esta tierra

podrá fundir sus partes separadas

en las mías.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.