• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Leonardo Alejandro Alfonzo, de Venezuela

   Poema enviado por Leonardo Alejandro Alfonzo, de El Tigre, Venezuela, quien suele publicar textos en http://newhive.com/leoalobien/profile/feed.

   También en Digopalabra: https://digopalabratxt.com/2015/07/28/una-vision-con-poco-mas-de-24-bits-por-leonardo-alejandro-alfonzo-venezuela-1994/

   El autor está presente en Twitter, en la cuenta @Bohemleo.

 

   El alimento más importante del día


Existe un portal donde yace el origen del amor,
es una de las travesías más peligrosas
con toda clase de criaturas y encantamientos.
Así decía el cartel en el cereal de maíz tostado,
sonreí un poco y empecé a desayunar
pero lo que más hubiera querido era aventurar.

La caja del cereal traía unas indicaciones
para armar una entrada segura
y la energía que mostraba era sagrada,
recordaba los intentos de felicidad
que terminan caducando como
enlatados de melocotón en almíbar.

Ese sitio tenía lo que esperaba
las amantes eran hermosas y llegaban en bandejas
frías como montañas o muy calientes
como orillas de lago, podía escoger
me acobardé a última hora con tanta perfección.
Como desaproveché la oportunidad
fui desterrado de allí y regresado
a la mesa de mi cocina, pero no sentado
sino como la mascota feliz en la portada de la caja
dando instrucciones para ir al mundo del amor.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.