• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Ana Sofía Buriticá, de Colombia (II)

   Dos poemas de Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia. Fueron tomados, con su autorización, del blog en el que publica, https://nadanuncanadie.wordpress.com/.  Está presente en Twitter, en la cuenta: @Phiaciel.

 

    Oceanografía del mal

 

Es feroz  la poesía que arrastra al cuerpo del ahogado,

sus dedos viejos y su desesperanza,

se van a medida que avanzan las olas,

no hay un nombre para el desconocido,

ni un pecado que obligue a Satán a subir del infierno,

sus ojos cadavéricos se instalan en el cielo

esperando encontrar consuelo en el cansancio de Dios.

 

 

   Llantos de marinero

 

llueve en el corazón del mar,

flota nuestro cuerpo en sus helados corredores,

las botellas, las olas y el tesoro,  se han perdido en las regiones marítimas.

A todos nos ha engañado el canto de las sirenas,

a todos nos ha herido su melodiosa tranquilidad.

Aquí los espíritus se pudren a la espera del gallinazo.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.