• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Ana Sofía Buriticá, de Colombia (II)

   Dos poemas de Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia. Fueron tomados, con su autorización, del blog en el que publica, https://nadanuncanadie.wordpress.com/.  Está presente en Twitter, en la cuenta: @Phiaciel.

 

    Oceanografía del mal

 

Es feroz  la poesía que arrastra al cuerpo del ahogado,

sus dedos viejos y su desesperanza,

se van a medida que avanzan las olas,

no hay un nombre para el desconocido,

ni un pecado que obligue a Satán a subir del infierno,

sus ojos cadavéricos se instalan en el cielo

esperando encontrar consuelo en el cansancio de Dios.

 

 

   Llantos de marinero

 

llueve en el corazón del mar,

flota nuestro cuerpo en sus helados corredores,

las botellas, las olas y el tesoro,  se han perdido en las regiones marítimas.

A todos nos ha engañado el canto de las sirenas,

a todos nos ha herido su melodiosa tranquilidad.

Aquí los espíritus se pudren a la espera del gallinazo.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.