• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Ana Sofía Buriticá, de Colombia (II)

   Dos poemas de Ana Sofía Buriticá, de Medellín, Colombia. Fueron tomados, con su autorización, del blog en el que publica, https://nadanuncanadie.wordpress.com/.  Está presente en Twitter, en la cuenta: @Phiaciel.

 

    Oceanografía del mal

 

Es feroz  la poesía que arrastra al cuerpo del ahogado,

sus dedos viejos y su desesperanza,

se van a medida que avanzan las olas,

no hay un nombre para el desconocido,

ni un pecado que obligue a Satán a subir del infierno,

sus ojos cadavéricos se instalan en el cielo

esperando encontrar consuelo en el cansancio de Dios.

 

 

   Llantos de marinero

 

llueve en el corazón del mar,

flota nuestro cuerpo en sus helados corredores,

las botellas, las olas y el tesoro,  se han perdido en las regiones marítimas.

A todos nos ha engañado el canto de las sirenas,

a todos nos ha herido su melodiosa tranquilidad.

Aquí los espíritus se pudren a la espera del gallinazo.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.