• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Pamela Bustios, desde Estados Unidos (VI)

 

 Poema enviado por Pamela Bustíos desde Miami, Estados Unidos. Pamela es peruana y publica en http://paraderomercurial.tumblr.com/ También está presente en Twitter, en la cuenta @PamelaBustios


   El desentendido

 

Ahí va una mujer

abatida, taciturna;

ansía ser atendida

aunque sea una vez.



Un cuerpo que pide andar

a su corazón quiere agasajar;

charlas, sueños y gracias para dar.

El desentendido barre con su andar.



¿Para qué? exclama quejumbroso,

¡Si no hay necesidad!

Ella lo contempla ensimismada.

Con desdeño, él torea toda posibilidad.



Una noche de naipes, cervezas, canicas,

cigarrillos, faldas y prostitutas.

El servicio adecuado con cuidado,

de caderas a pecho, ritmo acompasado.



No hay salida ni horizonte,

solo un suspiro en su haber.

Su corazón frágil y castigado

una vez y otra más, manipulado.



Sueños rotos, deseos en trizas.

Tan solo silencio, jornadas sin matiz.

Aparada por la noche divaga sola,

él ronca durante el amanecer.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.