• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Manuela Vicente Fernández, de España (II)

   Poema envido por Manuela Vicente Fernández, de Orense, Galicia, España. La autora publica en lascosasqueescribo.wordpress.com

 

   Improductividad

Lloro.
Lloro y pongo mis manos boca arriba.
Cuencos de agua las palmas,
inútilmente abiertas.
Si llorar sirviese para crear mundos de agua
¿Nacerían criaturas dolientes, medio abiertas,
escindidas sin fin y sin remedio?
Lloro.
Por estas manos tan vacías.
Por este tiempo sin propósito.
Si llorar hiciese brotar plantas verdes, nutridas,
¿Serían cono los sauces con los brazos colgantes?
Quizás un campo eterno de absurdos girasoles,
amapolas de sangre partiéndose en el viento.
Quizá tristes hortensias solitarias meciéndose
sobre un campo inundado de lágrimas confesas,
de soledad y tiempo sepultado.
Lloro.
A mi pesar, sin plantas y sin flores.
Sin productividad. Estoy llorando.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.