• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Manuela Vicente Fernández, de España (II)

   Poema envido por Manuela Vicente Fernández, de Orense, Galicia, España. La autora publica en lascosasqueescribo.wordpress.com

 

   Improductividad

Lloro.
Lloro y pongo mis manos boca arriba.
Cuencos de agua las palmas,
inútilmente abiertas.
Si llorar sirviese para crear mundos de agua
¿Nacerían criaturas dolientes, medio abiertas,
escindidas sin fin y sin remedio?
Lloro.
Por estas manos tan vacías.
Por este tiempo sin propósito.
Si llorar hiciese brotar plantas verdes, nutridas,
¿Serían cono los sauces con los brazos colgantes?
Quizás un campo eterno de absurdos girasoles,
amapolas de sangre partiéndose en el viento.
Quizá tristes hortensias solitarias meciéndose
sobre un campo inundado de lágrimas confesas,
de soledad y tiempo sepultado.
Lloro.
A mi pesar, sin plantas y sin flores.
Sin productividad. Estoy llorando.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.