• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Moisés Ulloa, de Honduras

 

   Poema enviado por Moisés Ulloa, de Tegucigalpa, Honduras, quien a agosto de 2015 prepara la edición de su primer libro de poemas. Moisés está presente en Twitter, en la cuenta @UlloaMoi

 

   Amor en silencio

 

Despacio, amarte así.
Para que la locura crezca con la vida del tiempo,
Con el equilibrio perfecto de las cartas
De memorias que bailan en la perpetuidad de la espera.
Despacio, tomándonos las cuatro estaciones.
Así, recorrer sin prisa alguna, cada poro de tus piernas,
Cada curva de tu ser
Y tus creencias reinventarlas y hacerte ver,
Que la magia es que conmigo eres, lo que piensas que no eres.

Despacio, como las sombras de la noche tejen las madrugadas,
Como los pensamientos cantan en guitarra abandonada
Y como la lluvia baña la calle solitaria.
Lento y constante, como debe ser el amor de escapadas,
Como son los pasos del sigilo que trasforman el sueño de un anhelo
Y convierte en virtud todos los pecados,
Como es la gota que moldea con paciencia la roca y
Así, gozar de tus labios con apenas un roce de los míos,
En el tiempo suficiente para borrarte a besos los que otros han querido.

Despacio, para apenas tentar las ansias que construyen
La obsesión que el juicio no se atreve a vivir.
Letras que retoñan en un espacio infinito,
De historias que no precisan palabras,
Pues en nuestras miradas, se conoce todo.
Cuentos que no ocupan de letras y por ende no tienen final,
Suspiros de lo inevitable, arte ilimitado del deseo que se vuelve tormenta.

Mejor despacio, para evitar que el amor que huye del recuerdo,
Viva errante del olvido.
Despacio, así, déjame amarte, despacio.
Para conocer cada misterio que nunca has sido capaz de revelar,
Sin temor de lo inmediato,
Dejando que las figuras aparezcan a su antojo, en su tiempo,
Como las fotografías que se guindan en el cuarto oscuro
Y ante vos, captan el momento perfecto.

Aparece cuando quieras,
Refleja tu alma en el lente de mi alma.
Este amor es dueño de lo eterno, es espera.
Amemos así, despacio y sin pausa.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.