• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Meri Pas Blanquer, de España

 

   Poema enviado por Meri Pas Blanquer, de Madrid, España, quien publica en el blog  http://meripas.blogspot.com.es/.

 

 

   Mataré



Mataré.
 Ya lo creo que mataré.
 A ti. Te mataré a ti.
 A ti que te llevaste a Siberia
 mis pezones aún borboteando
 con los fragmentos aglutinados
 de mi camisón.
 Todavía huelen a salmón ahumado
 mis sábanas.
 Y yo carbonizada viva,
 malgastando papel
 en escribirte.
 Y decirte de paso
 que no es humano
 dejarme así.
 Es antinatural.
 Purito canibalismo inicuo.
 Crear una obra
 como la catedral de Léon
 los dos solos,
 la capilla sixtina eran nuestros alientos
 pegaditos en la cúspide.
 Éramos grandes juntos,
 nos queríamos.
 Yo te amaba. Ya no.
 Ya no.
 Ya no.
 Y me encuentro esta mañana
 una nota tuya pegada en la nevera
 diciéndome no sé qué tontería
 del amor moribundo.
 Mataré,
 ya lo creo que te mataré
 aunque tenga que arrastrarme
 por la estepa desnuda.
 Aunque tenga que caminar
 con la agonía a cuestas
 al compás del estruendoso resuello
 de mi tórax jadeante.
 Tú sí me has dejado a mí moribunda
 y al amor cárdeno,
 violáceo,
 ennegrecido.
 Esencialmente indignado.
 ¿Y mi piel?
 Mírala ¿no se te cae el alma a los pies?
 Se me hace tiras
 como la sábana de Lázaro.
 Estoy empezando a engangrenarme.
 Tanto hielo brotando en la pira.
 Tanto frio de golpe joder.
 Tantas ganas de matarte.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.