• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Lorna Carballo, de México

 

   Poemas de Lorna Carballo, de México DF, tomados con su autorización de su espacio: https://lacrudarealidadhoy.wordpress.com/. Lorna está también en Twitter, en la cuenta @Lorstar99

  

   Trilogía de la reiteración I

            Murmullos

 

Tu piel, olas de arena y sal.

Con el arrullo de tu cuerpo

dibujas el eco de la luz.

 

Palpita un diálogo de cantos

en mis ojos impregnados de melodías,

con tu vaivén de aroma a café.

 

Abrazas al viento con tu estela,

robas mi suspiro errante,

derramas gotas de sol.

 

Siento el silencio en mis labios,

barullo de tormentas carmesí,

me devora el sentido.

 

Vuelves inquieta cual hoja de otoño,

mi mirada tenue acecha al destino,

al fluctuar entre la lluvia de luz y sombras.

 

 

   Trilogía de la reiteración II

              Retirada

 

 Y yo aquí queriendo ser un bocado de ilusiones perpetuas,

 un anhelo sutil por descubrir esa fuerza  empapada de deseos,

 los cuales viven encerrados en la magia sin retorno

 y pretenden tocar el vestigio inalcanzable de tu esencia,

 de tu cuerpo de luz infinita y ecos de colores.

 

 Hoy he entendido una gota de mis labios,

 hay despedidas que no se dicen pero se saben.

 Es momento de recoger mis pensamientos del mar,

donde azul y  gris se mezclan sin decirme el porqué de lo banal.

Solamente contemplo el tiempo que no quiero que vuelva.

 

Tomo el sendero de mis ojos cuando los cierro,

abrazo al destello que salvaguarda el sonido de mis notas,

porque no hay conexiones y se necesita volver a aprender que se está  vivo.

Así lo inmortal me vuelve a saludar,

sin contemplar al tiempo que quiero que vuelva.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.