• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Pamela Bustios, desde Estados Unidos (IV)

 

   Poema enviado por Pamela Bustios desde Miami, Estados Unidos. Pamela es peruana y publica en http://paraderomercurial.tumblr.com/ También está presente en Twitter, en la cuenta @PamelaBustios

 

 

   El canto de la aurora

 

Marchan algodones escarchados,

sus cuerpos pesados

bailando en conjunto

y por separado.

 

Afloran las voces de los niños.

Los gallinazos dominan el cuento.

Uno a uno, se apoderan del cielo,

sus alas libres, abanican el momento.

 

Y más arriba, en el infinito cielo azul

los pájaros de metal dejan su huella.

Alineados, van ascendiendo;

intentan, quizás, tocar una estrella.

 

En un soplo de improvisación

se viste el paisaje de albo plateado.

Irrumpen las gaviotas desenfrenadas,

siguen su curso acompasado.

 

¿Danza la mar en el cielo?

¿Suspira el cielo en la mar?

Delirio de aurora

Texturas al azar.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.