• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Guido Torre Gannoun, de Honduras (II)

 

Poema enviado por Guido Torre Gannoun, de San Pedro Sula, Honduras, quien publica sus textos en el sitio musico-poeta-y-loco.tumblr.com. También está  en Twitter, en la cuenta @Guido_Torre

 

   Para No Volver

 

La noche murmura, pero su arrullo ya no calma la inquietud de los árboles.

La señora muerte y su lenta locomoción, desdeñosa y horrorizada entre los seres ampulosos que habitan las calles; camina y camina sin piedad.

Pero su túnica de azabache ya no infunde temor alguno; arrebatado le ha sido su don peregrino, convertido en un perverso deseo.

 

El lobo acaba con la vida del lobo; y luego vino el cordero; ah, por su amor! fue por su amor que asesinó al cordero.

Olvidados por el mundo están ahora los milagros del cielo, en cuya frente yacen los hirientes cristales; una delicada navaja de vidrio por cada dolorosa partícula de humanidad en la tierra; el manto sangra y sangra.

Un corazón traslúcido que subyace en la masas es ahora como aquella oscura ave mensajera; la que sintetizaba su esencia en un nunca más!

Pues ahora el silencio de los corderos es pavorosamente absoluto.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.