• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Fernando Henao Del Río, de Colombia

 

   Poemas enviados por Fernando Henao Del Río, de Medellín, Colombia. Recibió premios en su país, y poemas suyos fueron incluidos en antologías y revistas literarias.

 

    Mitología

 

Ese ámbito de la casa

suele estar atravesado por una solemnidad

propia de los grandes museos.

Minuciosamente dispuestos se exponen allí,

sobre la mesa cubierta por un mantel blanco

y colgadas de la pared,

antiguas fotografías de familiares ya muertos,

a la manera de un museo

en memoria de las víctimas

de aquel holocausto del tiempo.

 

Y tras esos portarretratos,

como apostados en ventanas,

se asoman a mirarnos

y a veces puede uno atisbar en sus ojos

una nostalgia de más allá.

 

Son ellos la sangre que me precedió

y de la cual desciendo,

bellas sombras legendarias

que habré de aprender

como la mitología que me hizo posible.

 

 

   Álbum familiar

 

Con un sentimiento que me hace oscilar

entre el horror y la nostalgia,

voy pasando las páginas del álbum familiar

que de niño me enseñó mi madre

y descubro, entre algunos cercanos,

rostros jamás vistos ni imaginados

y casas que nunca habité,

e irrisoriamente comprendo

lo importante de saber elegir

las ropas que se habrán de llevar

para pasar a la historia.

 

Cuando termino de otear el álbum, me pregunto,

-no sin angustia-

¿Cuál de mis camisas luciré

en esas postales que no se envían

desde ninguna parte

sino que se dejan antes de partir?

¿Qué zapatos me calzaré

para caminar los vastos predios del olvido?

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.