• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

María de los Ángeles Excoffier, de Argentina

 

   Poema enviado por María de los Ángeles Excoffier, de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, Argentina. María de los Ángeles está presente en Twitter, en la cuenta @yo_chiqui

 

 

   Venís 

 

Venís a mi con ese rítmico movimiento de cajita musical.

Venís, descascarándote

montando caballitos de silencios.

La carne se entibia

los huesos se elongan perfumando temores

y el deseo que ametralla los dedos.

Me salgo de mi, toda

el veneno corre y tus ojos brujería

me dan de beber vocales de boquitas carnosas.

 

Venís, venís secuestrando por mitades mis labios sin pedir rescate.

No prometas fidelidad en vano cruzando las piernas

cuando se que querés bailar con mis demonios.

Ni olvides disfrazarte de lengua autómata

que da taquicardia a la medianoche.

 

Tal vez no sepas mis antecedentes de muñeca rota

tal vez no te animes a animar festivales de sábanas insolentes

tal vez te falte eso que me falta y que no busco

pero que me queda bien puesto en el cuerpo.

Sabiendo así que tu misterio es un trampolín a cien vidas pasadas

a una misma inocencia disparada a la mía.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.