• @cenizalunatica
    La luna borra su forma y yo sigo buscando semejanzas
  • @karlisjar
    El viento es una armónica de mil tonos
  • @Suspiro_DeLuna
    Magia es que te sostengan unos brazos que jamás te han tocado
  • @Tu_Funamiento
    Me busqué en otras personas y en todas te encontré
  • @Innestesia
    Viajo por si me encuentro
  • @fumivora
    Aparento más mariposas de las que tengo
  • @letrasdemorado
    Ya no hacen el pasado como antes
  • @itzarbepoesia
    He guardado bajo mis párpados caminos de agua por los que volver al hogar de tu recuerdo
  • @AlejandroLanus
    Juego como un niño que no sabe morir
  • @leonbenIarregui
    Cada vez más insomnes y menos soñadores
  • @vforte
    la tristeza es la rabia parada bajo la lluvia
  • @Yennifercc
    El que vive a solas con la poesía anda descalzo porque no cree en las heridas

Pamela Bustios, desde Estados Unidos

   Poema enviado por Pamela Bustios desde Miami, Estados Unidos. Pamela es peruana y publica en http://paraderomercurial.tumblr.com/ También está presente en Twitter, en la cuenta @PamelaBustios

 

   La banca

Ven, siéntate conmigo, cuéntame un cuento,
un verso, una sombra en el pavimento.
Ven, susúrrame al oído cosas sin sentido,
arráncame una sonrisa y demuele mis lamentos.

Ven, siéntate conmigo, vamos a descubrirnos,
la luz, el mar, el agua que sella una a una nuestras huellas.
Ven, abre tu pecho conmigo, dejemos de excluirnos,
el tiempo disipado es la miel que derraman las botellas. 

Ven, siéntete seguro, todo aquí tiene significado,
las líneas de tus manos y las de tu pasado.
Ven, mírame a los ojos y piérdete en ellos,
la oscuridad es infiel pero el sendero iluminado.

Ven, sigamos a oscuras, vamos a extraviarnos, 
ingresemos por la cueva y escapemos por el campo.
Ven, siente el pasto en los tobillos y dejemos de afrentarnos,
el cosquilleo de la hierba nuestros cuerpos van forrando.

Ven, asoma tu cabeza, mira el horizonte conmigo,
ese que nos envuelve en los suspiros de nuestros antepasados. 
Ven, siéntate conmigo, indúceme calor y súrteme de abrigo,
en esta banca nuestros sueños están resguardados. 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.